Top

¿Qué es el GLAUCOMA?

Fecha: 
Viernes, Marzo 12, 2010
CODE

¿Qué es el GLAUCOMA?

 

El término glaucoma se refiere a un grupo de trastornos oculares que tienen en común una neuropatía óptica característica, con pérdida asociada del campo visual, cuyo principal factor de riesgo asociado es la elevación de la presión intraocular.


 

Se trata de una enfermedad lenta y progresiva que lesiona las fibras nerviosas del nervio óptico de forma irreversible, por lo que su detección precoz es de suma importancia.

Tanto la cámara anterior como la posterior del ojo están llenas de un fino fluido llamado humor acuoso. Normalmente, el fluido es producido en la cámara posterior (en los cuerpos ciliares), pasa por la pupila hacia la cámara anterior y luego sale del ojo a través de unos canales específicos (canales de salida). Si la corriente de fluido resulta interrumpida, generalmente debido a una obstrucción que evita que el fluido salga fuera de la cámara anterior, la presión aumenta.

El nivel de presión ocular en la población general normal oscila entre los 10 y los 22 mmHg (siendo más elevados los valores registrados durante las primeras horas de la mañana) y éste está determinado por varios factores, como la velocidad de producción del humor acuoso y el grado de resistencia a su flujo en los canales de drenaje.

No obstante, el glaucoma no va siempre acompañado de un aumento de la presión intraocular (glaucoma normotensional), ni todos los incrementos en la tensión ocular son indicativos de glaucoma (hipertensión ocular).

Tipos de GLAUCOMA

En el glaucoma crónico simple o de ángulo abierto el aumento de la presión ocular se produce por un aumento de la resistencia al paso del humor acuoso a través de la malla trabecular. Esta forma es la más frecuente en los adultos, siendo una de las principales causas de ceguera en los países desarrollados. Su incidencia aumenta en presencia de factores de riesgo tales como: mayores de 40 años, raza negra, glaucoma familiar, miopía elevada, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El glaucoma de ángulo cerrado provoca ataques súbitos de aumento de presión, en general en un ojo. En las personas que padecen esta enfermedad, el espacio entre la córnea y el iris (por donde sale el fluido fuera del ojo) es más estrecho de lo normal. Cualquier factor que provoque la dilatación de la pupila (una escasa iluminación, las gotas oftálmicas indicadas para dilatar la pupila antes de un examen ocular o ciertas medicaciones orales o inyectadas) puede hacer que el iris bloquee el drenaje de fluido. Cuando ello sucede, la presión intraocular aumenta de improviso.

El glaucoma secundario se produce porque el ojo ha sido dañado por una infección, inflamación, tumor, una gran catarata o cualquier trastorno ocular que interfiera con el drenaje de fluido desde la cámara anterior. Las enfermedades inflamatorias, como la uveítis, se encuentran entre los trastornos más comunes. Otras causas frecuentes incluyen la obstrucción de la vena oftálmica, las lesiones oculares, la cirugía ocular y las hemorragias dentro del ojo. Algunos medicamentos, como los corticosteroides, también pueden aumentar la presión en el ojo. El tratamiento del glaucoma secundario depende de su causa. Por ejemplo, cuando la causa es la inflamación, suele recurrirse a los corticosteroides para reducirla, además de a otros medicamentos que mantienen abierta la pupila. En ocasiones es necesario llegar a la cirugía.

¿Qué papel juega la nutrición ocular en el GLAUCOMA?

Estudios recientes evidencian que los pacientes con glaucoma sufren además un importante estrés oxidativo en sus tejidos, superior al de la población normal, con reducción en los mecanismos de defensa disponibles para protegerse de él.

Ello afecta especialmente las estructuras oculares en las que se produce el drenaje del humor acuoso y las vías de salida de la información visual en la cabeza del nervio óptico.

Los complementos alimenticios a base de vitaminas antioxidantes, minerales, ácidos grasos omega-3, glutatión, coenzima Q10 y diversos extractos vegetales permiten al médico reforzar la ingesta dietética de los mismos en aquellos pacientes que realizan dietas inadecuadas, que presentan trastornos en la absorción digestiva, o que tienen necesidades titulares incrementadas.

¿Por qué es importante una medicación sin conservantes?

Los pacientes que sufren glaucoma estarán sometidos a una terapia de por vida, al tratarse de una patología que no tiene curación y que requiere una medicación crónica para prevenir su progresión. Por ello, se debe proteger el ojo del paciente glaucomatoso de los riesgos potenciales que entrañan los conservantes al ser aplicados día tras día.

El cloruro de benzalconio, igual que otros muchos conservantes añadidos a los colirios, es responsable de reacciones inflamatorias, tóxicas y de hipersensibilidad en los ojos de los pacientes. Se trata de sustancias que tienen un efecto detergente desestabilizador sobre la película lagrimal y un efecto citotóxico sobre córnea y conjuntiva.

Varios estudios evidencian que el disconfort experimentado por un paciente a consecuencia de la instilación de medicación antiglaucomatosa con conservantes es el origen de muchos abandonos terapéuticos.

El uso de colirios sin conservantes previene la aparición de muchos signos y síntomas, por lo que deberían ser de elección en el tratamiento de una patología crónica como el glaucoma.

Recomendaciones que favorecen la prevención del GLAUCOMA

  • Los pacientes fumadores deben dejar de fumar
  • Prevenir la exposición prolongada a la luz utilizando gafas de sol en el exterior
  • Si padece sobrepeso u obesidad debe tratar de reducir la ingesta de calorías, reducir el consumo de alcohol y azúcares, y hacer ejercicio físico regular
  • Controlar periódicamente el nivel de colesterol y triglicéridos
  • Controlar con frecuencia la tensión arterial y reducir el consumo de sal
  • Reducir el consumo de grasas, en especial las saturadas (animales) e hidrogenadas (sólidas) y aumentar el consumo de pescado (preferentemente azul)
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas y de frutos secos y rojos
  • No olvidar instilarse la medicación prescrita por su médico con la frecuencia y horario estrictos
  • Tomar el producto recomendado por su médico que le permitirá potenciar los aportes de la dieta.